lenguas

La comunicación humana, piedra fundamental para el avance tecnológico y para el resguardo de la memoria, es un legado absolutamente vinculado a la identidad y las experiencias, tanto individuales como colectivas.

Es por esto y muchas cosas más que en el año 2000, la UNESCO instituyo el 21 de febrero de cada (memoria de los estudiantes que en 1952 se manifestaron por el reconocimiento del bangla como uno de los dos idiomas nacionales de Bangladesh), como el Día Internacional de la Lengua Materna, que la Secretaría de Cultura de Hidalgo, celebrará el 20 y el 21 de este mes, con un Conversatorio en la Plaza Juárez, de Pachuca.

“Los que Hablan, Cantan y Escriben en Lenguas Indígenas”, es a la vez, una celebración y una invitación para todas y todos, para reconocer y hacer conciencia de la necesidad de preservar y cultivar —ante los procesos de globalización que acontecen a nivel nacional e internacional— las lenguas maternas, originarias de Hidalgo.

Náhuatl, hñähñu y tepehua, las lenguas más habladas del estado, serán las festejadas en este magno acontecimiento y celebración, a la que invita la Secretaría de Cultura, para que todas y todos los hidalguenses interesados, acudan a conocer otra más de nuestras riquezas culturales.

En México existen 11 familias lingüísticas, 68 lenguas originarias y 364 dialectos. De estas lenguas, 64 se encuentran en muy alto riesgo de desaparición y que amenaza nuestro patrimonio tangible e intagible, ya que las lenguas se relacionan de manera simbiótica a los procesos de identidad, integración, educación y desarrollo de laa comunidades.

En concordancia con la Declaración sobre los derechos de los pueblos indígenas de la UNESCO de 2006: “Los pueblos indígenas tienen derecho a revitalizar, utilizar, fomentar y transmitir a las generaciones futuras sus historias, idiomas, tradiciones orales, filosofías, sistemas de escritura y literatura, y a atribuir nombres a sus comunidades, lugares y personas, y mantenerlos”.

Por ello, este evento el público, todos los asistentes podrán ser partícipes del conversatorio, muestra gastronómica, rituales, así como del canto y la palabra de quienes representan las lenguas originarias de nuestro estado. La entrada será libre para todas y todos.

Celebrarán lengua materna como herencia de sus hablantes