IMG_7003

Con la finalidad de garantizar la seguridad en los distritos de riego 03 de Tula y 100 de Alfajayucan, ante la escasez de agua por la falta de lluvias, el Gobierno del Estado en coordinación con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la Comisión Nacional de Seguridad, han acordado que fuerzas federales, de la mano con la policía estatal, brinden la seguridad necesaria para que CONAGUA opere de manera eficiente y garantice el suministro a todos los productores de la región.

En conferencia de prensa, Simón Vargas Aguilar, Secretario de Gobierno, señaló que dicha escasez ha generado inquietud entre los usuarios de riego: “Ante esto, la delegada de CONAGUA y el Comité Hidráulico solicitaron al Gobierno del Estado, que se implementaran las medidas de seguridad necesarias para garantizar que CONAGUA pueda operar de manera eficiente y segura en el tema de la distribución equitativa del agua”.

Guadalupe Villeda Amador, delegada de CONAGUA dio a conocer que en el Plan de Riego 2016-2017, se programó regar una superficie de 85 mil 150 hectáreas, con un volumen programado a nivel de fuentes de abastecimiento de 962 millones de metros cúbicos, extrayéndose hasta la fecha 972 millones.

La capacidad total de almacenamiento de las presas es de 348.87 millones de metros cúbicos y actualmente se cuenta con un 45 por ciento, del cual solamente se pueden disponer 70.35 millones de metros cúbicos, expuso Villeda Amador.

Actualmente se tiene una demanda de riego de 87.1 metros cúbicos por segundo y el gasto disponible en todas las fuentes de abastecimiento es de 73.4 metros cúbicos, lo que resulta en un déficit de 13.7 metros cúbicos por segundo.

La superficie de riesgo es de aproximadamente 1552 hectáreas y la fuerza pública es únicamente para garantizar que se les permita poder distribuir el agua a las zonas más afectadas.

Los principales factores que no permiten atender la demanda de agua adecuadamente son los bajos caudales de agua que se tienen, los cuales llegan por el emisor central por la baja o nula precipitación pluvial en el Valle de México y en la zona de riego, así como el retraso en la temporada de lluvias.

El resguardo de la infraestructura pública, se deriva de que se nos permita poder operar los canales principales de los distritos de riego de la menor manera, la desesperación de los usuarios de no contar con el agua suficiente y la posibilidad de perder sus cosechas, hace que los propios usuarios no respeten los ajustes en el riego, indicó Guadalupe Villeda.

“Esto es una forma de poder garantizar que nos permitan pasar el agua sobre todo en la cola de los distritos como es el caso del Canal del Xoto, Actopan, Alfajayucan y la última parte del canal El Tumba, que son las áreas más vulnerables en este momento”, señaló.

Villeda Amador exhortó a los productores y usuarios del sistema de riego a ser pacientes ya que puntualizó: “Estamos haciendo operativamente todo lo que está en nuestras manos, todos los volúmenes de agua estamos administrándolos de la mejor manera para llevar a cabo una distribución equitativa y hacerlas llegar a las colas de los distritos, a las zonas más vulnerables en este momento y que podamos ir suministrando y administrando el agua para que todos tenga la misma oportunidad de poder regar”.

Finalmente, Carlos Muñiz Rodríguez, Secretario de Desarrollo Agropecuario, aseguró que en caso de que se tengan reportes de cosechas perdidas, se pondrá en marcha el seguro catastrófico para poder hacer frente a la reparación de algunas pérdidas de los productores.

Galería

Ante la escasez de agua, el Gobierno del Estado despliega operativo de seguridad en los distritos de riego para garantizar el abasto equitativo