IMG-20171024-WA0090

  • Para transparentar el 60% del erario, se aprobó ley de Entidades Paraestatales.
  • Unidades de respuesta inmediata estarán listas en diciembre para operar en las regiones más alejadas.

 

“La visión del gobernador Omar Fayad es clara: hacer efectivos los derechos para dejar atrás la pobreza y la desigualdad” así lo afirmó durante su comparecencia Lamán Carranza Ramírez, titular de la Unidad de Planeación y Prospectiva del gobierno del estado de Hidalgo.

Ante la Comisión Permanente de Planeación y Desarrollo Regional de la LXIII Legislatura local, el funcionario estatal aseguró que la construcción de un plan sólido de desarrollo, es la pieza clave para alcanzar los objetivos planteados, pues “no importa qué tan rápido y que tan fuerte caminemos si no validamos a qué distancia estamos de la meta”.

Como parte de los avances realizados durante el primer año de la administración, Lamán Carranza destacó el trabajo en materia de innovación normativa, modelo de planeación, sistema de monitoreo y evaluación, así como el redireccionamiento de la administración pública.

Detalló que la reforma a la Ley de Entidades Paraestatales, entre las que se encuentran organismos como la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (CAASIM), los hospitales operados por el sector salud del estado de Hidalgo, además de 29 universidades politécnicas y tecnológicas; está orientada a reducir las desigualdades en el manejo de los servicios que cada uno ofrece, lo que se logrará subrayó, sólo con la participación activa de las nuevas generaciones.

“Conoceremos a detalle el accionar y los resultados de los 64 organismos descentralizados mediante el monitoreo y evaluación, para transparentar el ejercicio de sus recursos, que en su conjunto ascienden a más del 60% del erario, aproximadamente 18 mil millones de pesos al año”, puntualizó.

En tanto que el nuevo modelo normativo estatal prioriza limitar la discrecionalidad en las acciones de los servidores públicos, con la finalidad de cumplir con el compromiso del gobernador Omar Fayad de alcanzar un mayor valor social y que la administración sea una caja de cristal para que los hidalguenses vean lo que pasa.

Además con la premisa de mantener un gobierno moderno y cercano a su gente, el funcionario anunció que las Unidades de Servicios Estatales (USE) que sustituirán a las Unidades de Desarrollo Regional se pondrán en marcha en diciembre.

Dicha estrategia permitirá no solo estandarizar precios, evitar abusos, sino también reducir entre un 60 y un 80 por ciento los costos y los tiempos de traslado de las personas de las comunidades más alejadas, que deseen realizar algún trámite; ya que serán atendidas a través de unidades móviles y oficinas regionales, con un sistema de citas para que las personas sepan en todo momento, quienes les están prestando el servicio.

De la mano de la tecnología e innovación se crearon los Tableros de Control, como parte del Sistema de Monitoreo y Evaluación; el Sistema de Información Georreferenciada y el Banco de Proyectos.

El primer tablero involucra los 52 indicadores estratégicos establecidos en el PED, mientras que el segundo integra 80 indicadores de las dependencias disponibles para su consulta en la página de gobierno del estado y que hasta ahora ha recibido alrededor de 20 mil visitas.

Un tercero, estará disponible próximamente cuando los 64 organismos descentralizados terminen de definir y alinear sus objetivos generales al Plan Estatal de Desarrollo

Sobre la georreferenciación, el funcionario explicó a los diputados presentes, que esta herramienta que se construyó para ubicar los fenómenos sociales, está integrada por más de 160 capas de información sobre las características del territorio, la geografía, la infraestructura y la población. “En sólo un año se han generado más de 40 productos de información”.

Sobre el proceso de planeación democrática, se explicó que se integró una visión de largo plazo, con la alineación de la estrategia gubernamental hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS) del 2030, así como un sistema estatal de monitoreo y evaluación conformado por indicadores en distintos niveles y un sistema de rendición de cuentas, con lo que el estado se sumó a “los compromisos mundiales” de crecimiento.

Con un análisis de factores geográficos, poblacionales y de desarrollo, agregó, se estableció un esquema dinámico de regionalización que ubica tres niveles básicos: 5 macro-regiones, 14 meso-regiones y 26 micro-regiones, respectivamente.

Galería

Transparencia e innovación normativa pieza angular del trabajo gubernamental: Lamán Carranza