Gobierno del Estado de Hidalgo Gobierno del Estado de Hidalgo Comunicacion Social Trámites y Servicios Facebook Twitter

Los cerebros detrás del Sincrotrón en Hidalgo

Es un acelerador de partículas que se usa para observar con gran precisión estructuras moleculares de la naturaleza, del cuerpo o de cualquier objeto o materia

Acelerador RadiacióN Luz Ciencia SincrotróN

Víctor del Río Bello, experto internacional en gestión de proyectos de gran ciencia, compartió los detalles del proyecto y los beneficios que traerá para el país

Un grupo de expertos internacionales que constituyen la vanguardia internacional en la materia, así como uno de nacionales que también goza del reconocimiento en el país y en el orbe, forman el equipo que apoyará la construcción del primer sincrotón mexicano, en Hidalgo. Un sincrotrón es un acelerador de partículas, principalmente de electrones, que se utiliza para observar estructuras moleculares. La radiación sincrotrón o luz sincrotrón es un tipo de luz que se emite por electrones o protones que giran con alta energía a 300 mil kilómetros por segundo en un anillo de contención. Esto permite a investigadores observar fenómenos de la naturaleza, del cuerpo humano o de cualquier objeto o materia de una manera extremadamente precisa. Para su construcción, de acuerdo con Víctor del Río Bello, investigador senior de la Universidad de Instituto Real de Tecnología RMIT, en Melbourne, Australia, y experto internacional en gestión de proyectos de gran ciencia, se requieren 500 millones de dólares. Al momento, se cuenta con un terreno de 40 hectáreas y 500 millones de pesos provistos por el Gobierno de Hidalgo, compromiso adquirido por el gobernador Omar Fayad hace un año durante el Foro Sincrotrón Mexicano en Hidalgo y como pate de una visión transversal de ciencia, tecnología e innovación como vías para el desarrollo. “Para comenzarlo se requieren de 2 mil millones de pesos (100 millones de dólares), y el resto será un flujo de inversión en los cinco años que se tiene previsto concluir la obra”, explicó Del Río Bello. La construcción, abundó, consta de diez etapas, que van desde la creación del órgano de gobernanza hasta la puesta en marcha del acelerador. Las más importantes son el plan maestro, el diseño conceptual del sincrotrón y el proyecto ejecutivo (especificaciones técnicas, cronogramas y calendarización de ejecución). Detrás del proyecto, que colocará al país dentro las primeras 15 economías del mundo con al menos un sincrotrón -la primera economía es Estados Unidos con ocho-, hay dos consejos de asesores para supervisar la realización. Pero ¿quiénes son los expertos que asesorarán y dirigirán la obra, los cerebros detrás del sincrotrón mexicano? Del Río Bello habló sobre los beneficios de contar con un instrumento de esta naturaleza, de uso multidisciplinario que hace investigación de amplio espectro, desde temas de biología hasta arqueología. La información fue compartida por el experto con un grupo de becarios que cubren estancias de interfaz ciencia-política pública, jóvenes doctores que mostraron interés en el tema, principalmente en la relación academia-gobierno. Del Río Bello dijo que para el Complejo Científico y Tecnológico del Sincrotrón Mexicano en Hidalgo, que albergará la infraestructura de alta tecnología, y con el objetivo de minimizar el riesgo de cometer errores en la instalación, se estudiaron otros casos (en el mundo hay 57 de estas instalaciones) y se recurrió a la experiencia de científicos expertos en aceleradores y sincrotrones. Para el proyecto mexicano se integraron dos grupos de asesores. El primero de ellos, es el Comité de Asesoría Internacional que coordina; integrado por seis científicos expertos y presidido por el estadunidense Herman Winick, investigador y profesor emérito del Centro del Acelerador Lineal de Stanford y del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Stanford, institución que se ubica en el segundo puesto del catálogo mundial de universidades. Al científico se le reconoce por su papel de liderazgo, sobre todo, a partir de la década de 1970, en el desarrollo de dispositivos de inserción de onduladores y fuentes avanzadas de radiación sincrotrón. Otra integrante es Caterina Biscari, directora del Sincrotrón ALBA, de España. La física italiana ha centrado su carrera en el área de los aceleradores de partículas en diversos laboratorios del mundo, como en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), el Laboratori Nazionale di Frascati del Instituto Nacional de Física Nuclear, Italia, y el Centro Nacional de Hadronterapia Oncológica de Pavia, con aportaciones al desarrollo de aceleradores para la investigación básica y aplicada y aplicaciones médicas. Biscari es considerada una de los referentes mundiales en el campo de la física de los aceleradores. Actualmente es vicepresidenta de la Liga Europea de Fuentes de Fotones basadas en Aceleradores (LEAPS), que reúne las instalaciones de 16 sincrotrones de 10 países. También integra el comité Andrew Peele, director del Sincrotrón de Australia, su país de origen, es expresidente del Foro Asia Oceanía para la investigación de Radiación Sincrotrónica. Su investigación se enfoca en mejorar la versatilidad y la calidad de las imágenes de rayos X, incluidos los nuevos métodos en imágenes de fase e imágenes difractivas coherentes con aplicaciones como imágenes tomográficas de células y materiales. Además, el estadounidense John Byrd, director de la División de Aceleradores de Laboratorio Nacional de Argonne, en Illinois, tiene experiencia en la mejora continua para el rendimiento, la capacidad y la confiabilidad de fuente avanzada de fotones. En el grupo internacional están Pedro Fernandes Tavares, director de la máquina de aceleradores del sincrotrón sueco MAXIV, de cuarta generación, el más moderno en el mundo hoy en día; y Luis Flores Castillo, investigador mexicano que participa en el experimento Atlas en el CERN y que formó parte del grupo que realizó el descubrimiento del Bosón de Higgs, también conocida como Partícular de Dios. También Laman Carranza Ramírez, secretario de la Unidad de Planeación y Prospectiva y enlace designado por el gobernador Omar Fayad con eel gobierno de Hidalgo. Además, Fabiola Gianotti, directora general del CERN, uno de los centros de investigación más importantes del mundo, ofreció su apoyo al proyecto mexicano. La parte de asesoramiento nacional la conforma un grupo más extenso de colaboradores, también especialistas: Matías Moreno Yntriago, Instituto de Física (UNAM); Armando Antillón Díaz, Instituto de Ciencias Físicas (UNAM-Mor); José Ignacio Jiménez Mier y Terán, Instituto de Ciencias Nucleares (UNAM). Además, José Mustre de León, Departamento de Física (Cinvestav); Mauro Napsuciale Mendívil, Departamento de Física (UGto); Tomás Viveros García, División de Ciencias Básicas e Ingeniería (UAM-I); Gustavo Cruz Jiménez, Red de Usuarios de Luz Sincrotrón; Brenda Valderrama Blanco, Instituto de Biotecnología (UNAM-Mor). También Julia Tagüeña Parga, Foro Consultivo Técnico y Tecnológico; Ma. Guadalupe de la Rosa Álvarez, Departamento de Física (UGto); Alejandro Arias Miranda, The Greenbrier Companies; Eugenio Frixione Garduño, Departamento de Biología Celular (Cinvestav). Completan el grupo Pablo Lepe, Revolution Fibres Ltd; Parsifal Islas, Pa’ciencia la de México; José Franco, Instituto de Astronomía-UNAM, y Abel Moreno Cárcamo, Departamento de Química de Biomacromoléculas (UNAM).